El día a día de un agente RE/MAX

A continuación, resumimos algunos de los elementos más importantes en el proceso de venta de un agente inmobiliario RE/MAX.

  • La captación:

La captación es sin duda la base de nuestro negocio, y se divide en dos partes:

PRIMERO buscar clientes compradores y vendedores.

Existen varias formas de hacer esto: la más utilizada es buscar letreros de “Dueño Vende” afuera de su propiedad, o que la tengan de manera independiente en internet o en medios impresos, y llamarlos para ofrecerles nuestros servicios.

Además de esto, en RE/MAX utilizamos otras técnicas, como el posicionamiento geográfico, el demográfico (mailing, telemarketing y visita), el potenciamiento de referidos y contactos, la repartición de volantes, etc.

SEGUNDO presentar los servicios que ofrecemos de manera profesional.

En esta fase se presenta un plan comercial para la venta de la propiedad, con el objetivo de que el cliente nos firme el mandato de venta.

El Coeficiente de Retención (captaciones efectivas / visitas de precaptación) dependerá de la formación, capacidad de negociación, calidad del dossier de presentación y plan comercial presentado, así como de las técnicas de venta, focalización en el cierre, etc.

  • Plan de Marketing:

El plan de marketing debe ser lo más personalizado posible para cada propiedad, teniendo en cuenta las características de ésta, así como el mercado al que queremos llegar.

  • Calificación y evaluación de los clientes prospectos:

Especialmente al principio, es tentador aceptar cualquier propiedad que nos den para vender o arrendar. Sin embargo, es necesario que mantengamos nuestra buena imagen y no perdamos tiempo con propiedades que no se pueden vender. En este punto es importante considerar que la propiedad esté en el precio adecuado para su venta, y que el cliente muestre buena disposición para mostrarla y venderla, manteniéndola en buen estado y dándonos el tiempo para visitarla junto a los interesados.

  • Efectuar presentaciones en venta:

Se trata de la venta de la propiedad como tal. Si se le ha puesto el precio correcto y el cliente muestra buena disposición, lo más probable es que se concrete la venta en un tiempo determinado. Un buen evaluador no debería llevar a más de 5 clientes a una misma propiedad antes de venderla.

  • Negociaciones:

El agente es el encargado de mediar en las posibles negociaciones que surjan entre un comprador y un vendedor. Debe estar preparado para este proceso, manteniendo la imparcialidad y el profesionalismo.

  • Formación:

Los mejores agentes inmobiliarios están en constante formación, y RE/MAX brinda las herramientas para que esto se pueda llevar a cabo sin dificultad.

La formación da conocimiento, lo cual generará confianza en el cliente al momento de entregarnos su propiedad.

Deja un comentario